¿SUEGRAS TÓXICAS O HIJ@S QUE NO SABEN PONER LIMITES?

Aunque existen algunas suegras a las que tener pánico, llamadas suegras tóxicas, el problema no es de esas suegras tóxicas, sino de los hijos que no saben poner freno a su intromisión, algo que termina generando bastantes conflictos parejiles.

El gran inconveniente no es cuando la suegra tira la primera piedra, sino cuando el/la hij@ no defiende a su espos@. Pues, una persona hará lo que se le permita hacer.

Si desde el primer cónato se le dice, amablemente, que no se entrometa en asuntos que no le incumben, hay más posibilidades de que eso quede solo como una anécdota. De lo contrario, o te tocará pasar por el aro o mandarla a la M****A directamente o recurrir a episodios amnésicos transitorios. Pero ten asegurado que será óbice de discusiones aseguradas y prolongadas a lo largo de la relación.

Desde mi experiencia, podría decir que el 98% de las discusiones matrimoniales surgen por la susodicha “suegra tóxica”, la que se describe cómo la perfecta madre y mujer (haciéndote sentir un despojo social), esa misma que se echa más flores que en la feria de Sevilla. Y tu te quedas pensando en si eres tan inútil para su hij@.

Esa que te espía como un agente secreto, y que su querid@ descendiente no ve que te está haciendo un skan disk de los completos … peroooo en un momento determinado de la relación salen a flote sus observaciones hacia tu ser y empieza con sus críticas no constructivas, en las que te das cuenta que no le gusta ni tu corte de pelo.

MOMENTO TENSO, esperas quizás demasiado de tu pareja. Piensas, vale, es su madre … pero a mi me ha elegido como su futuro! (sonido de trompetilla de fondo),  esta personita se supone que ha decidido envejecer junto a mi!!!! (sonido de trompetilla nuevamente).

Tu pareja no sabe o no quiere ponerle límites a ese bicho malicioso, que es peor que el virus más potente de la red mundial.

ENTONCES, t6e preguntas … ¿ Tu me quieres? o ¿te has casado conmigo o con tu madre?

SOLUCIÓN: al igual que a los hijos no educan y ponen limites, nosotros al alcanzar la madurez, si deseamos una relación sana de pareja hay que poner desde el día 1 los límites a nuestras madres posesivas, haciéndoles entender, que, no por que rehagas tu vida dejas de quererlas. Eso si, nunca dejéis  que se les suba tampoco el síndrome de superwoman ante la futura persona que desea pasar el resto de su vida junto su descendiente.

Aquí os dejo un video ,a modo de historia gráfica, que espero que sea de vuestro agrado y os sirva para reflexionar:

amor ciego, maltratado y con estrías

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.