EL AMOR NOS DEJA TONTOS (Parte 1)

Seguramente si estás leyendo éste artículo es porque alguna vez has caído enamorad@ tan profundamente por alguién que el riego sanguíneo no te ha llegado de la manera más saludable e idónea al cerebro, momento en el que se merman tus capacidades mentales, tanto volitivas como intelectivas, como para poder ver la realidad tal cual es y no cómo la estás sintiendo y creyente que es subid@ en esa nube y tocando el cielo con la yema de los dedos sin darte cuenta que subid@ a tal altura la falta de oxígeno es considerable, la fuente de nuestra existencia, nuestro elixir, créerme que en el amor hace que dejes de recibir más del 90% del oxígeno que necesitas para vivir.

Oh oh!! ahora qué hacemos? Estás perdiendo el norte, crees haber encontrado la más bella joya que jamás se haya avistado que parece esculpida por una deidad, nunca se hizo un Adán ni a una Eva tan perfectos y bellos. Elevas a los altares a esa persona sin ver ningún defecto. Tu cerebro sólo piensa en estar cerca y poder tocarl@, la dopamina la tienes elevada a la máxima potencia, realmente estás descontrolad@ en esos momentos pues estas inmerso en un universo paralelo que viene a ser un paraíso en la tierra lleno de corazoncitos flotando.

Oh señor, cuanta belleza … así no hay quién mantenga la mente fresca y racional, sale tu instinto más animal.

En esos momentos no te das cuenta de la hostia que te vas a llevar, que vas a caer desde la capa de ozono en pelotas, sin mascarilla y sin paracaídas, y el agujero que vas a ver en el suelo cuando caigas será tan inmenso que ni Superman cuando aterrizó en el planeta tierra.

Momento en el que dirás, OMG, que me ha ocurrido? Soy como los emojis del WhatsApp: era la cosita más bella🙈, su voz era melodía pura y dura 🙉, alguien que no decía nada ofensivo y sabía callar 🙊!

Todos los principios son preciosos. Te conquistan poniéndose sus armaduras más doradas y brillantes atrayendote hacia ellos cual cuervo a lo que brilla.

Pero señores y señoras, no hemos aprendido que simplemente era un disfraz, el mecanismo de un depredador para atrapar a su presa y, cuando la ha cazado, hacer con ella lo que quiera.

Tarde o temprano pasará ese tiempo de SOMEWHERE OVER THE RAINBOW, la dopamina y la química del cerebro volverá a regularse de tal manera qué saldrás de tu mundo imaginario ( porqué has querido ver la perfección donde no existía) y la realidad que tendrás delante creerás que es delirante, te costará aceptarla, aceptar que has estado tan jodidamente cieg@ y ves que la armadura dorada era un disfraz que se va evaporando y transformando.

No existe la perfección. Caes en cosas que te pasaron al principio de la relación y que objetivamente hubieran sido hechos suficientes como para mandar a esa persona a la luna.

Pongamos un ejemplo, una persona maltratada psicológicamente al principio seguramente haya percibido alguna señal que ya le indicaba que lo que creía ver no era lo que veía.

Vamos a explicarlo mejor en otro artículo, contando la vivencia de una amiga que sufrió malos tratos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.