BUDISMO: RENACER

Causas del renacer (la doctrina del renacimiento)

Origen: India.

La vida parece tener un comienzo: nacemos. Nos iniciamos en la experiencia y en el sentimiento y, conforme se desarrolla el entendimiento, intuimos, de manera más o menos incierta, lo eterno que hay en las cosas. Y es entonces cuando surge en nosotros la sospecha de que tal vez ese comienzo no sea un comienzo sino una continuación. Así que no existen recompensas y castigos definitivos, a diferencia del cristianismo.

El propio universo impone justicia. Hay siempre un camino, hay siempre una oportunidad.

Para comprender el renacer  se debe recurrir al concepto de karma: “la creencia de que todo acto tiene su retribución, en esta vida o en las subsiguientes”.

Etapas meditativas que Siddhārtha Gautama experimentó la noche del despertar bajo el árbol de Gayā.

  • En la primera vigilia, Siddhārtha recordó sus innumerables vidas anteriores, cómo había vivido aquí y allá, con diferentes nombres, en diferentes familias, atravesando diferentes penas y alegrías.
  • En la segunda vigilia dirigió su mente a la muerte y al renacimiento de los seres, y reconoció seres superiores e inferiores, hermosos y horrendos, dichosos y desgraciados. Y observó cómo forjan su destino de acuerdo con sus propias acciones.

Karma  significa ,en general, cualquier actividad mental o corporal, incluyendo las consecuencias de dicha actividad, así como la suma de todas esas consecuencias en la vida presente y el encadenamiento de causas y efectos de orden moral. Es decir, el karma expresa la continuidad entre el orden físico y el orden espiritual. El karma es lo que nos ata a la existencia. Según esta creencia, el individuo ha moldeado y creado las limitaciones de su carácter.

En general, los budistas aspiran a generar y acumular karma positivo, ya sea para conseguir un buen renacimiento o para avanzar en el largo camino hacia el despertar.

Nace para perfeccionar una de las diez virtudes: generosidad, bondad, desprendimiento, discernimiento, firmeza, paciencia, veracidad, resolución, consideración y ecuanimidad. Estas diez virtudes, no se encuentran ni en el cielo ni en la tierra,  residen en el corazón del ser consciente. En la vida surgen y en la vida habrán de desarrollarse, pero una sola vida no es suficiente para perfeccionarlas todas.

La auténtica transformación moral requiere tiempo, y el ser consciente deberá recorrer incontables vidas para llegar a la maduración definitiva. En esa carrera a través de sucesivos renacimientos se transmite un carácter, no un alma. Así se va recogiendo el mérito necesario que permitirá el logro del despertar.

Mientras la idea de un «yo» acompañe a la mente, la serie de los renacimientos no podrá detenerse. La creencia en un «yo» no puede desarraigarse del corazón si existe la idea del ātman. Y no hay en el mundo ningún maestro que enseñe la inexistencia del ātman excepto tú, Buda. Y al margen de tu doctrina, no hay otro camino hacia la liberación

Para el budismo, la vida consciente consiste en deambular, sin rumbo ni propósito, en un torbellino guiado por el deseo ciego y la ignorancia. Existen cinco ámbitos de existencia de los seres conscientes, en los que éstos renacen de acuerdo con la calidad moral de sus acciones (karma):

  1. los animales,
  2. los seres de los abismos,
  3. los espíritus,
  4. los dioses
  5. y los seres humanos.

Los tres primeros son destinos desgraciados, ya que en ellos NO se puede contemplar las enseñanzas de Buda. Los dos últimos, son destinos en los que se puede lograr cierta dicha, pues permiten escuchar las enseñanzas del Buda.

Existe una jerarquía de paraísos, que pueden agruparse en tres ámbitos generales:

  1. los seis reinos del mundo sensual (kāma-loka), donde todavía se experimentan placeres relativos a los sentidos (Renacer en los paraísos del mundo sensual es producto de la generosidad y la benevolencia);
  2. los reinos de la forma pura (rūpa-loka), donde se renace con un cuerpo material pero sutil y libre de pasiones, y,
  3. finalmente, los más elevados, los reinos carentes de forma (arūpa-loka), en los que la existencia es completamente inmaterial y a los que se dirige todo ser vivo que haya acumulado el karma requerido para cada ámbito anterior.

La estancia en dichos reinos resulta placentera, y en los más elevados apenas existe el dolor físico o mental. Renacer en los paraísos  superiores (los dos últimos mentados) se accede mediante el ejercicio de la meditación.

EL SUJETO A RENACER (heredero de un karma precedente) :LOS 12 ESLABONES:

  1. La IGNORANCIA es lo que lleva a los seres a renacer. Ata al individuo a la Rueda de la Vida y lo hace persistir en la existencia, impidiéndole la liberación.
  2. El segundo eslabón son las INCLINACIONES que configuran el temperamento y la actitud.
  3. La ignorancia y las inclinaciones provienen de las vidas pasadas y juntos generan la CONCIENCIA DEL NEONATO (factor mediante el cual se inicia la nueva vida).
  4. El cuarto es la CONFIGURACIÓN PSICOFÍSICA del individuo. El nuevo ser, nuevo porque supone una nueva vida y un nuevo «yo»,
  5. pero antiguo si se considera que lleva consigo el condicionamiento de las vidas pasadas y extiende a su alrededor los SEIS SENTIDOS que constituyen el quinto eslabón.
  6. Los sentidos hacen posible el sexto eslabón, el CONTACTO con el mundo exterior e interior (la mente es el órgano sensorial interno),
  7. que a su vez da lugar a la SENSACIÓN.
  8. Y las sensaciones conducen irremisiblemente a la SED.
  9. Estos ocho eslabones son la base, en esta vida, del siguiente renacer.
  10. La sed provoca el APEGO al DEVENIR de nuevas experiencias
  11. y de un nuevo NACIMIENTO.
  12. Y todo ello conduce a una nueva VEJEZ Y MUERTE.

Este encadenamiento cíclico es la base de toda experiencia.

Fuente : Juan Arnau,  Budismo Esencial.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.