INSOMNIO

Según la Asociación Mundial de Medicina del Sueño, los problemas para conciliarlo forman una epidemia global que amenaza la salud y la calidad de vida de más del 45% de la población, un buen descanso es una necesidad vital para una vida saludable. Cuando no duermes bien, no puedes disfrutar de tus actividades, te sientes cansado e irritable y tu concentración disminuye. El problema es que al insomnio no se le da la importancia que requiere y se le toma como algo ligero, pero cuanto más tiempo tardes en detectarlo, más afectará tus días.

Para dormir bien debes cumplir con tres elementos básicos que son: duración, continuidad y profundidad.

CONSEJOS

Establece un horario. Procura despertar e irte a la cama todos los días a la misma hora, así acostumbrarás poco a poco a tu cuerpo y harás de esto un hábito. Es importante que trates de mantenerlo incluso los fines de semana, procura no desvelarte demasiado, pero cuando sea inevitable, asegúrate de recuperar las horas de sueño al día siguiente.

Temperatura adecuada. Lo más aconsejable es mantener un dormitorio fresco, entre los 18 y 18.5 grados, esto le permite a tu cuerpo y cerebro alcanzar la temperatura ideal para iniciar un ciclo de sueño bueno.

Menos luz. Cuando hay iluminación, por mínima que ésta sea, se deteriora la calidad del sueño. Debes cuidar que no existan fuentes de ella en tu habitación.

No te quedes en cama. Una vez que hayas despertado a mitad de la noche, debes evitar dar vueltas en la cama, esto sólo conseguirá frustrarte y producirá el efecto contrario. Lo que de verdad necesitas en este momento es distraer y relajar tu mente, una de las mejores ideas es levantarte y sentarte a leer un libro por un rato, para regresar a la cama cuando vuelvas a sentirte somnoliento.

Atención a las bebidas. Lo ideal es no ingerir café después del mediodía, ya que permanece en el sistema entre 5 y 6 horas luego de tomarlo. Por el contrario, aumenta el triptófano (el aminoácido precursor de la serotonina y melatonina, los químicos inductores del sueño), los alimentos que lo contienen son: cebollas, frutos rojos, plátano, hojas verdes, cereales y leche.

Espero que descanseis profundamente!

Cómo todo en la vida, es adquirir buenos hábitos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s